El aislamiento obligatorio preventivo por la situación de salubridad mundial ha supuesto cambios significativos en los procesos educativos y laborales, generando la necesidad de adoptar nuevas estrategias como el teletrabajo y el homeschool. Dentro de estas estrategias se ha optado por usar con frecuencia auriculares o audífonos para participar en reuniones, escuchar videos, elaborar material audiovisual y disfrutar de música de fondo mientras se realizan otras actividades, sin embargo, este hábito supone un riesgo auditivo para las personas. A continuación se extienden usa serie de recomendaciones para conservar la salud auditiva:

Los límites o normas deben ser consensuados con la pareja, es decir, ambos progenitores deben estar de acuerdo, y se debe informar de ellos al resto de personas que convivan con el niño o cuiden de él, para que todos los hagan cumplir.

Para poner límites y normas se debe tener en cuenta el niño, es decir, sus capacidades según la edad y la situación familiar.

Los límites son fundamentales para que los niños aprendan hasta dónde pueden llegar con las
figuras de autoridad: padres, cuidadores, abuelos… Ellos desarrollan su personalidad mientras ensayan y comprueban estos límites. Las normas son la moldura en la que el niño se mueve para crecer y crear libremente, mientras desarrolla su autonomía, capacidades y habilidades sociales.

La ausencia de límites tiene consecuencias negativas en los pequeños que crecen sin la sensación de seguridad necesaria para un desarrollo óptimo del niño. Luego es necesario aplicar límites necesariamente, ahora bien, la manera de hacerlo dependerá del estilo parental que se utilice en la educación de los hijos.

Para estos momentos de confinamiento y aislamiento se nos vuelve cada vez más exigente controlar nuestras frustraciones y angustias como adultos, pero también encontramos que nuestros niños/as se ven afectados por ello, para que esto no se salga de control te recomendamos:

Con los niños en casa es importante que estimulemos el movimiento y la mejor manera de hacerlo es hacer uso de la imaginación para lograrlo. La actividad física es vital para mantener el ánimo. La frustración y el aburrimiento llegan cuando los niños no tienen la oportunidad de desarrollar actividades físicas. La creatividad es importante y, con ideas originales, conseguiremos que los días no se nos hagan tan difíciles.

Si se dispone de algún espacio amplio (también se puede crear apartando muebles para estar más cómodos) se puede jugar a esconder el tesoro, elaborar un sendero de obstáculos, jugar con pompas de jabón, jugar al veo, veo, al escondite o a la gallinita ciega. También jugar a ver quién se mantiene en equilibrio en una misma postura mas tiempo o bailar con su música preferida. También se pueden elaborar juegos caseros propios, así los niños estarán doblemente entretenidos: primero, tendrán que crear y decorar el material necesario y, luego, podrán estar horas disfrutando. Con cosas que se tengan en la casa se puede elaborar un Twister, una rayuela, utilizar un panal de huevos para juegos de precisión y puntería, unos bolos con envases de jugos.

Otra alternativa muy interesante es enseñarles nociones de orientación a través de un mapa. Solo hace falta mostrarles cómo se utiliza una brújula e indicarles varias coordenadas para poder así encontrar el lugar de destino. También es un buen momento para recuperar los juegos tradicionales.

Lo más importante para pasar esta cuarentena con niños en casa con éxito es evitar a toda costa que pasen los días pegados a una pantalla. Es fundamental que sigan con su misma rutina: hora de levantarse, aprovechar la mañana para hacer los deberes y fomentar el estudio así como el horario de comidas, meriendas y cenas.

Por las tardes se puede aprovechar para hacer ejercicios juntos. Practicar deporte es muy beneficioso para reducir los niveles de ansiedad y de preocupación. Bajo estas circunstancias, uno de los deportes más recomendados para practicar en familia es el yoga. Existen numerosas aplicaciones y canales de Youtube que cuentan con tutoriales y vídeos para guiar las clases. Solo necesitaréis una colchoneta y en caso de que no dispongas de una se puede usar una toalla doblada.

Otra manera de mantener a los niños activos sin necesidad de utilizar los juegos o el deporte es que participen en las tareas domésticas. Fomentar la participación en las labores de la casa es importante como por ejemplo hacer sus camas, ayudar en la cocina o en su aseo personal. Estas tareas pueden clasificarse según la edad que tengan los niños, de acuerdo a la tabla del método Montessori (ver más adelante).

Cuantas más oportunidades le demos al niño de realizar una actividad de forma independiente, antes será capaz de realizarla por sí mismo. Si lo consigue durante estos días le puede aportar una dosis extra de alegría y confianza en sí mismo. Que el niño sea capaz de realizar una actividad por su cuenta es fundamental para su desarrollo.

¿Cuánto tiempo tiene que jugar los niños según su edad?